Sepulta a tu difunta en Hebrón

Sepulta a tu difunta en Hebrón · Fotografía: Hossein Zare
· Génesis, 66 ·
Muerte y sepultura de Sara, 23:10-20
Sepulta a tu difunta en Hebrón
Fotografía: Hossein Zare

Estaba sentado Efrón1 entre los hititas y respondió a Abraham en presencia de los hijos de Het2 y de todos los que entraban por la puerta de su ciudad, diciendo:
—No, señor mío, escúchame; te doy el campo y te doy la cueva que está en él. A la vista de los hijos de mi pueblo te lo doy; sepulta a tu difunta.
Entonces Abraham se inclinó delante del pueblo de aquella tierra, y habló a Efrón diciendo:
—Te daré el precio del campo; acéptalo, para que pueda sepultar allí a mi difunta.
Y Efrón respondió a Abraham, diciéndole:
—Señor mío, escucha: una tierra que vale cuatrocientos siclos3 de plata, ¿qué es eso entre tú y yo? Sepulta, pues, a tu difunta.
Y oyó Abraham a Efrón; y Abraham pesó a Efrón la plata que este había mencionado en presencia de los hijos de Het: cuatrocientos siclos de plata. Así, el campo de Efrón, que está en Macpela,4 frente a Mamre,5 el campo y la cueva que hay en él, y todos los árboles en el campo dentro de sus confines, fueron cedidos a Abraham en propiedad. Después de esto, Abraham sepultó a Sara, su mujer, en la cueva del campo de Macpela frente a Mamre, esto es, Hebrón,6 en la tierra de Canaán.7 Y el campo y la cueva que hay en él fueron cedidos a Abraham como sepulcro en propiedad por los hijos de Het.

Cartografía del Génesis: Hebrón, en donde se encuentra la Tumba de los Patriarcas
Cartografía del Génesis
Hebrón, en donde se encuentra la Tumba de los Patriarcas

1 Efrón: hijo de Zohar y dueño de la cueva de Macpela, en Hebrón, que Abraham compró para enterrar a Sara.
2 Het: nieto de Cam, hijo de Canaán y hermano de Sidón. Patriarca de los heteos o hititas, pueblo que habitaba en la península de Anatolia, en la actual Turquía.
3 siclo: moneda de plata usada también como unidad de peso entre babilonios, fenicios y judíos.
4 Macpela: cueva situada en Hebrón, donde fueron enterrados Sara, Abraham, Isaac, Rebeca, Lea y Jacob, por lo que es llamada la Tumba de los Patriarcas.
5 Mamre: encinar ubicado en el valle de Hebrón, al oeste de Macpela, cuyo propietario era el amorreo del mismo nombre, hermano de Escol y Aner.
6 Hebrón: ciudad construida sobre Quiriat-arba, al oeste del Mar Muerto y al suroeste de Jerusalén, en donde se encuentra la Tumba de los Patriarcas.
7 Canaán: región situada entre el Mar Superior (Mediterráneo) y el río Jordán y que hoy se corresponde con Israel, Gaza y Cisjordania.
→ Diccionario del Génesis

Capítulo anterior
«Que pueda darle sepultura ante mí»
Capítulo siguiente
«Tomarás allí mujer para mi hijo»

Que pueda darle sepultura ante mí

Que pueda darle sepultura ante mí · Fotografía: Greg Metro
· Génesis, 65 ·
Muerte y sepultura de Sara, 23:1-9
Que pueda darle sepultura ante mí
Fotografía: Greg Metro

Y aconteció después de estas cosas, que le dieron noticia a Abraham, diciendo:
—He aquí que Milca también le ha dado a luz hijos a tu hermano Nacor:1 Uz su primogénito, Buz su hermano, y Kemuel, padre de Aram, Quesed, Hazo, Pildas, Jidlaf y Betuel.
Y Betuel engendró a Rebeca.2 Estos ocho hijos dio a luz Milca a Nacor, hermano de Abraham. También su concubina, de nombre Reuma, dio a luz a Teba, a Gaham, a Tahas y a Maaca.
Vivió Sara3 ciento veintisiete años. Y murió Sara en Quiriat-Arba,4 que es Hebrón, en la tierra de Canaán;5 y Abraham fue a hacer duelo por Sara y a llorar por ella. Después Abraham se levantó de delante de la difunta, y habló a los hijos de Het,6 diciendo:
—Extranjero y peregrino soy entre vosotros; dadme en propiedad una sepultura para que pueda sepultar a mi difunta ante mí.
Y los hijos de Het respondieron a Abraham, diciéndole:
—Escúchanos, señor nuestro: eres un príncipe poderoso entre nosotros; sepulta a tu difunta en el mejor de nuestros sepulcros, pues ninguno de nosotros te negará su sepulcro para que sepultes a tu difunta.
Abraham se levantó e hizo una reverencia al pueblo de aquella tierra, los hijos de Het, y habló con ellos, diciendo:
—Si es vuestra voluntad que yo sepulte a mi difunta delante de mí, oídme e interceded por mí con Efrón, hijo de Zohar, para que me dé la cueva de Macpela7 que le pertenece, que está en el extremo de su campo. Que en presencia de vosotros me la dé por un precio justo como sepulcro en propiedad.

1 Nacor: hijo de Taré y hermano de Abraham y Harán, con cuya hija Milca casó.
2 Rebeca: hija de Betuel, hermana de Labán, esposa de Isaac y madre de Esaú y Jacob.
3 Sara: esposa de Abraham y madre de Isaac.
4 Qiriat-Arba: localidad situada en Judá, al oeste del Mar Muerto y al suroeste de Jerusalén, sobre la que se construyó la ciudad de Hebrón.
5 Canaán: región situada entre el Mar Superior (Mediterráneo) y el río Jordán y que hoy se corresponde con Israel, Gaza y Cisjordania.
6 Het: nieto de Cam, hijo de Canaán y hermano de Sidón. Patriarca de los heteos o hititas, pueblo que habitaba en la península de Anatolia, en la actual Turquía.
7 Macpela: cueva situada en Hebrón, donde fueron enterrados Sara, Abraham, Isaac, Rebeca, Lea y Jacob, por lo que es llamada la Tumba de los Patriarcas.
→ Diccionario del Génesis

Capítulo anterior
«Tú has obedecido mi voz»
Capítulo siguiente
«Sepulta a tu difunta en Hebrón»

De ti haré naciones y de ti saldrán reyes

De ti haré naciones y de ti saldrán reyes · Fotografía: Hossein Zare
· Génesis, 48 ·
Alianza de Dios con Abram, 17:1-14
De ti haré naciones y de ti saldrán reyes

Fotografía: Hossein Zare

Cuando Abram tenía noventa y nueve años, se le apareció el Señor y le dijo:
—Yo soy Dios Todopoderoso. Camina en mi presencia, sé correcto y haré una alianza contigo: haré que te multipliques sin medida. Y no serás llamado más Abram; sino que tu nombre será Abraham;1 porque yo te haré padre de multitud de naciones. Te haré fecundo en gran manera, y de ti haré naciones, y de ti saldrán reyes. Y estableceré mi pacto contigo y con tu descendencia después de ti, por todas sus generaciones, por pacto eterno, de ser Dios de ti y de toda tu descendencia después de ti. Y te daré a ti, y a tu descendencia después de ti, la tierra de tus peregrinaciones, toda la tierra de Canaán2 como posesión perpetua; y yo seré su Dios.
Dijo además Dios a Abraham:
—Tú guardarás mi alianza, tú y tu descendencia después de ti, por sus generaciones. Este es mi pacto que guardaréis, entre yo y vosotros y tu descendencia después de ti: todo varón de entre vosotros será circuncidado, y será una señal de mi alianza. A la edad de ocho días será circuncidado entre vosotros todo varón por vuestras generaciones; asimismo el siervo nacido en tu casa, o que sea comprado con dinero a cualquier extranjero, que no sea de tu descendencia. Habrá de ser circuncidado el siervo nacido en tu casa o el comprado con tu dinero; así estará mi pacto en vuestra carne como pacto perpetuo. Mas el varón incircunciso, que no es circuncidado en la carne de su prepucio, esa persona será apartada de entre su pueblo por haber quebrantado mi alianza.

1 Abraham (Abram): descendiente de Noé por la rama de Sem. Hijo de Taré, hermano de Nacor y Harán, esposo de Sara (Sarai), tío de Lot y padre de Ismael (con Agar) e Isaac (con Sara); tras la muerte de Sara, casó con Cetura y fue padre de Zimram, Jocsán, Medán, Madián, Isbac y Súa. Abram y Sarai serán llamados Abraham y Sara, respectivamente, a partir de la alianza con Dios.
2 Canaán: región situada entre el Mar Superior (Mediterráneo) y el río Jordán y que hoy se corresponde con Israel, Gaza y Cisjordania.
→ Diccionario del Génesis

Capítulo anterior
«Y lo llamarás Ismael»
Capítulo siguiente
«Mi alianza la estableceré con Isaac»

Recaiga mi agravio sobre ti

Recaiga mi agravio sobre ti · Fotografía: Noell S. Oszwald
· Génesis, 46 ·
Sarai y Agar, 16:1-6
Recaiga mi agravio sobre ti

Fotografía: Noell S. Oszwald

Sarai, la mujer de Abram, no le había dado a luz hijo alguno, pero tenía una sierva egipcia llamada Agar. Entonces Sarai dijo a Abram:1
—El Señor me impide tener hijos; únete a mi sierva y quizá por medio de ella tenga hijos.
Y Abram escuchó la voz de Sarai. A los diez años de habitar Abram en la tierra de Canaán,2 Sarai tomó a Agar, la esclava egipcia, y se la dio a su marido Abram como esposa. Él se unió a Agar y ella concibió. Y al verse encinta le perdió el respeto a su señora. Entonces Sarai dijo a Abram:
—Recaiga mi agravio sobre ti. Yo entregué a mi sierva en tus brazos; pero cuando ella vio que había concebido, me miró con desprecio. Sea el Señor nuestro juez.
Pero Abram dijo a Sarai:
—De tu esclava dispones tú; trátala como te parezca.
Y Sarai la maltrató y ella se escapó.

1 Abraham (Abram): descendiente de Noé por la rama de Sem. Hijo de Taré, hermano de Nacor y Harán, esposo de Sara (Sarai), tío de Lot y padre de Ismael (con Agar) e Isaac (con Sara); tras la muerte de Sara, casó con Cetura y fue padre de Zimram, Jocsán, Medán, Madián, Isbac y Súa. Abram y Sarai serán llamados Abraham y Sara, respectivamente, a partir de la alianza con Dios.
2 Canaán: región situada entre el Mar Superior (Mediterráneo) y el río Jordán y que hoy se corresponde con Israel, Gaza y Cisjordania.
→ Diccionario del Génesis

Capítulo anterior
«Tus descendientes serán esclavizados y oprimidos»
Capítulo siguiente
«Y lo llamarás Ismael»

Toda la tierra que ves te la daré para siempre

Toda la tierra que ves te la daré · Fotografía: Adrian Schiegl
· Génesis, 38 ·
Separación de Abram y Lot, 13:10-18
Toda la tierra que ves te la daré para siempre

Fotografía: Adrian Schiegl

Alzó Lot1 los ojos y vio todo el valle del Jordán,2 el cual estaba bien regado por todas partes (antes de que el Señor destruyera a Sodoma y Gomorra), como el huerto del Señor, como la tierra de Egipto rumbo a Zoar.3 Y escogió Lot para sí todo el valle del Jordán; y viajó Lot hacia el oriente. Así se separaron el uno del otro. Abram4 se estableció en la tierra de Canaán,5 en tanto que Lot se estableció en las ciudades del valle, y fue poniendo sus tiendas hasta Sodoma. Los hombres de Sodoma eran malos y pecaban gravemente contra el Señor. Y el Señor dijo a Abram después de que Lot se hubiera separado de él:
—Alza ahora los ojos y mira desde el lugar donde estás hacia el norte, el sur, el oriente y el occidente, pues toda la tierra que ves te la daré a ti y a tu descendencia para siempre. Haré a tu descendencia como el polvo de la tierra, de manera que si alguien puede contar el polvo de la tierra, también tu descendencia podrá contarse. Levántate, recorre la tierra a lo largo y a lo ancho de ella, porque a ti te la daré.
Abram levantó su tienda, y se estableció en el encinar de Mamre,6 que está en Hebrón,7 y edificó allí un altar al Señor.

1 Lot: hijo de Harán, sobrino de Abraham y padre de Moab y Amón, patriarcas de los moabitas y los amonitas, respectivamente.
2 Jordán: río que nace en el monte Hermón, entre Israel, Líbano y Siria, fluye hacia el sur y desemboca en el Mar Muerto; a lo largo de su curso es fronterizo entre Jordania e Israel y entre Jordania y Palestina.
3 Sodoma, Gomorra, Zoar: ciudades cananeas situadas en el valle del Jordán, a orillas del Mar Muerto, que con Adma y Zeboim formaban la confederación o pentápolis de la llanura.
4 Abraham (Abram): descendiente de Noé por la rama de Sem. Hijo de Taré, hermano de Nacor y Harán, esposo de Sara (Sarai), tío de Lot y padre de Ismael (con Agar) e Isaac (con Sara); tras la muerte de Sara, casó con Cetura y fue padre de Zimram, Jocsán, Medán, Madián, Isbac y Súa. Abram y Sarai serán llamados Abraham y Sara, respectivamente, a partir de la alianza con Dios.
5 Canaán: región situada entre el Mar Superior (Mediterráneo) y el río Jordán y que hoy se corresponde con Israel, Gaza y Cisjordania.
6 Mamre: encinar ubicado en el valle de Hebrón, al oeste de Macpela, cuyo propietario era el amorreo del mismo nombre, hermano de Escol y Aner.
7 Hebrón: ciudad construida sobre Quiriat-arba, al oeste del Mar Muerto y al suroeste de Jerusalén, en donde se encuentra la Tumba de los Patriarcas.
→ Diccionario del Génesis

Capítulo anterior
«Si tú vas a la izquierda, yo iré a la derecha»
Capítulo siguiente
«Todos se reunieron como aliados»

A tu descendencia daré esta tierra

A tu descendencia daré esta tierra · Fotografía: Michael Kenna
· Génesis, 35 ·
Dios llama a Abram, 12:1-9
A tu descendencia daré esta tierra

Fotografía: Michael Kenna

El Señor dijo a Abram:
—Vete de tu tierra nativa, y de la casa de tu padre, a la tierra que yo te mostraré. Haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y servirá de bendición. Bendeciré a los que te bendigan y maldeciré a los que te maldigan. Y en tu nombre se bendecirán todas las familias de la tierra.
Abram1 marchó, como le había dicho el Señor, y Lot2 fue con él. Abram tenía setenta y cinco años cuando partió de Harán.3
Abram llevó consigo a Sarai, su mujer; a Lot, su sobrino; todas las posesiones que habían acumulado y todos los esclavos que habían adquirido en Harán. Salieron en dirección de Canaán4 y llegaron a la tierra de Canaán.
Abram atravesó el país hasta la región de Siquem5 y llegó hasta la encina de Moré, donde en aquel tiempo habitaban los cananeos.
Entonces el Señor se apareció a Abram y le dijo:
—A tu descendencia le daré esta tierra.
Y Abram construyó allí un altar en honor del Señor, que se le había aparecido. Desde allí continuó hacia las montañas al este de Betel,6 y estableció allí su campamento, con Betel a occidente y Hai7 a oriente; construyó allí un altar e invocó el nombre del Señor. Y Abram continuó su camino hacia el Neguev.8

1 Abram: descendiente de Noé por la rama de Sem. Hijo de Taré, hermano de Nacor y Harán, esposo de Sarai, tío de Lot y padre de Ismael (con Agar) e Isaac (con Sara); tras la muerte de Sarai, casó con Cetura y fue padre de Zimram, Jocsán, Medán, Madián, Isbac y Súa. Abram y Sarai serán llamados Abraham y Sara, respectivamente, a partir de la alianza con Dios.
2 Lot: hijo de Harán, sobrino de Abraham y padre de Moab y Amón, patriarcas de los moabitas y los amonitas, respectivamente.
3 Harán: ciudad del norte de Mesopotamia, entre los ríos Tigris y Éufrates, en la ruta comercial que unía Babilonia con el Mar Superior (Mediterráneo).
4 Canaán: región situada entre el Mar Superior (Mediterráneo) y el río Jordán y que hoy se corresponde con Israel, Gaza y Cisjordania.
5 Siquem: ciudad cananea situada al oeste del río Jordán, en la región de Efraín, junto a la actual Nablus (Palestina).
6 Betel: ciudad cananea ubicada en Samaria, al norte de Jerusalén. También llamada Luz.
7 Hai: ciudad cananea situada al este de Betel, en Samaria, al norte de Jerusalén. También llamada Ayat.
8 Neguev: desierto ubicado al sur de Judá, entre la península del Sinaí (Egipto) y la zona meridional de Jordania.
→ Diccionario del Génesis

Capítulo anterior
«Y salieron juntos en dirección a Canaán»
Capítulo siguiente
«Cuando te vean los egipcios»

Y salieron juntos en dirección a Canaán

Y salieron juntos en dirección a Canaán · Fotografía: Michele Cuciniello
· Génesis, 34 ·
Descendientes de Taré, 11:27-32
Y salieron juntos en dirección a Canaán

Fotografía: Michele Cuciniello

Estas son las generaciones de Taré. Taré tenía setenta años cuando engendró a Abram,1 Nacor y Harán. Y Harán engendró a Lot. Murió Harán en presencia de su padre Taré en la tierra de su nacimiento, en Ur2 de los caldeos.3 Abram y Nacor tomaron mujeres para sí: el nombre de la mujer de Abram era Sarai, y el nombre de la mujer de Nacor era Milca, hija de Harán, padre de Milca y de Isca. Sarai era estéril y no tenía hijos. Y Taré tomó a Abram, su hijo; a Lot, su nieto, hijo de Harán; a Sarai, su nuera, esposa de su hijo Abram, y salieron juntos de Ur de los caldeos en dirección a la tierra de Canaán;4 y llegaron hasta Harán5 y se establecieron allí. Taré vivió doscientos cinco años y murió en Harán.

Cartografía del Génesis · La tierra de Canaán, entre el Mar Superior y el río Jordán
Cartografía del Génesis
La tierra de Canaán, entre el Mar Superior y el río Jordán

1 Abraham (Abram): descendiente de Noé por la rama de Sem. Hijo de Taré, hermano de Nacor y Harán, esposo de Sara (Sarai), tío de Lot y padre de Ismael (con Agar) e Isaac (con Sara). Tras la muerte de Sara, casó con Cetura y fue padre de Zimram, Jocsán, Medán, Madián, Isbac y Súa. Abram y Sarai serán llamados Abraham y Sara, respectivamente, a partir de la alianza con Dios.
2 Ur: ciudad del sur de Mesopotamia, cerca de Eridu y de la desembocadura del Éufrates; se encuentra al suroeste de Nasiriya, en el actual Irak.
3 caldeos: pueblo semítico que habitaba en la parte meridional de Mesopotamia, próxima a los desiertos de Arabia.
4 Canaán: región situada entre el Mar Superior (Mediterráneo) y el río Jordán y que hoy se corresponde con Israel, Gaza y Cisjordania.
5 Harán: ciudad del norte de Mesopotamia, entre los ríos Tigris y Éufrates, en la ruta comercial que unía Babilonia con el Mar Superior (Mediterráneo).
→ Diccionario del Génesis

Capítulo anterior
«Entre Noé y Abraham»
Capítulo siguiente
«A tu descendencia daré esta tierra»

De ellos se propagaron las naciones sobre la tierra

De ellos se propagaron las naciones sobre la tierra · Fotografía: Ric Parkin
· Génesis, 31 ·
Los hijos de Noé, 10:1-32
De ellos se propagaron las naciones sobre la tierra

Fotografía: Ric Parkin

Estas son las generaciones de Sem, Cam y Jafet, hijos de Noé, a quienes les nacieron hijos después del diluvio. Los hijos de Jafet fueron Gomer, Magog, Madai, Javán, Tubal, Mesec y Tiras. Los descendientes de Gomer fueron Askenaz, Rifat y Togarma. Y los hijos de Javán fueron Elisa, Tarsis, Quitim y Dodanim.1 De ellos se separaron los pueblos marítimos, cada uno conforme a su lengua, según sus familias y pueblos.
Los descendientes de Cam fueron Cus, Mizraim, Fut y Canaán. Los hijos de Cus fueron Seba, Havila, Sabta, Raama y Sabteca, y los hijos de Raama fueron Seba y Dedán.2 Cus engendró también a Nimrod,3 que llegó a ser poderoso en la tierra y cazador delante del Señor. Las capitales de su reino fueron Babel, Erec, Acad y Calno, en territorio de Sinar. De aquella tierra salió hacia Asiria y edificó Nínive, Rejobot, Kalaj y Resén, esta última entre Nínive y Kalaj. Y Mizraim engendró a Ludim, Anamim, Lehabim, Naftuhim, Patrusim, Casluhim (patriarca de los filisteos) y Caftorim.4
Canaán engendró a Sidón, su primogénito, y a Het, y al jebuseo, al amorreo, al gergeseo, al heveo, al araceo, al sineo, al arvadeo, al zemareo y al hamateo.5 Y después las familias de los cananeos fueron esparcidas. El territorio de los cananeos se extendía desde Sidón, rumbo a Gerar, hasta Gaza; y rumbo a Sodoma, Gomorra, Adma y Zeboim, hasta Lasa. Estos son los hijos de Cam, según sus familias, según sus lenguas, por sus tierras, por sus naciones.
También engendró hijos Sem, hermano mayor de Jafet y padre de los hebreos. Los hijos de Sem fueron Elam, Asur, Arfaxad, Lud y Aram.6 Los hijos de Aram fueron Uz, Hul, Geter y Mas. Arfaxad engendró a Sala, y Sala engendró a Heber. Y a Heber le nacieron dos hijos: el nombre de uno fue Peleg,7 porque en sus días fue repartida la tierra, y el nombre de su hermano, Joctán. Joctán engendró a Almodad, Selef, Hazar-mavet, Jera, Adoram, Uzal, Dicla, Obal, Abimael, Seba, Ofir, Havila y Jobab; todos estos fueron hijos de Joctán.8 Y su territorio se extendía desde Mesa rumbo a Sefar, la región montañosa del oriente. Estos son los hijos de Sem, según sus familias, según sus lenguas, por sus tierras, conforme a sus naciones.
Estas son las familias de los hijos de Noé según sus genealogías, por sus naciones, y de ellos se propagaron las naciones sobre la tierra después del diluvio.

Cartografía del Génesis · La fundación de las naciones
Cartografía del Génesis
La fundación de las naciones

1 Descendientes de Noé por la línea de Jafet y patriarcas de los pueblos de la India.
2 Descendientes de Noé por la línea de Cam y patriarcas de los pueblos de la península arábiga.
3 Descendiente de Noé por la línea de Cam y patriarca de los babilonios.
4 Descendientes de Noé por la línea de Cam y patriarcas de los filisteos, establecidos al oeste de Judá, en la costa del Mar Superior (Mediterráneo).
5 Descendientes de Noé por la línea de Cam y patriarcas de los pueblos fenicios y cananeos, establecidos entre el río Jordán y la costa del Mar Superior (Mediterráneo).
6 Descendientes de Noé por la línea de Sem y patriarcas de los semitas, los elamitas, los asuritas y los arameos.
7 Descendientes de Noé por la línea de Sem y patriarcas de los ismaelitas, los edomitas, los moabitas y los amonitas.
8 Descendientes de Noé por la línea de Sem y patriarcas de los pueblos árabes.
→ Diccionario del Génesis

Capítulo anterior
«Sea maldito y siervo de sus hermanos»
Capítulo siguiente
«Y por eso se llama Babel»

Sea maldito y siervo de sus hermanos

Sea maldito y siervo de sus hermanos · Fotografía: Ismail Tuncalp
· Génesis, 30 ·
Los hijos de Noé, 9:18-29
Sea maldito y siervo de sus hermanos

Fotografía: Ismail Tuncalp

Los hijos de Noé que salieron del arca fueron Sem,1 Cam2 y Jafet,3 y Cam fue el padre de Canaán.4 Estos fueron los tres hijos de Noé que se propagaron por toda la tierra. Noé, que era labrador, fue el primero que plantó una viña. Bebió el vino, se embriagó y se desnudó en medio de su tienda. Cam, padre de Canaán, vio la desnudez de su padre y se lo contó a sus dos hermanos. Entonces Sem y Jafet tomaron un manto, se lo echaron sobre los hombros y caminando de espaldas cubrieron la desnudez de su padre. Cuando Noé despertó de su embriaguez y se enteró de lo que había hecho su hijo menor, dijo:
—¡Maldito Canaán! Sea siervo de los siervos de sus hermanos.
Y añadió:
—¡Bendito sea el Señor, Dios de Sem! Canaán será su siervo. Engrandezca Dios a Jafet y habite en las tiendas de Sem. Y sea Canaán su siervo.
Noé vivió después del diluvio trescientos cincuenta años. Y a la edad de novecientos cincuenta murió.

1 Sem: hijo de Noé, hermano de Cam y Jafet, padre de Elam (patriarca de los elamitas), Asur (patriarca de los asuritas), Arfaxad (ascendiente de los pueblos de Arabia), Lud y Aram (patriarca de los arameos). Patriarca de los hebreos o semitas.
Cam: hijo de Noé, hermano de Sem y Jafet y padre de Cus (ascendiente de los babilonios), Mizraim (patriarca de los filisteos), Fut y Canaán (patriarca de los cananeos).
Jafet: hijo de Noé, hermano de Sem y Cam y padre de Gomer, Magog, Madai, Javán (patriarca de los pueblos de la India), Tubal, Mesec y Tiras.
Canaán: nieto de Noé, hijo de Cam, hermano de Nimrod, Cus, Mizraim y Fut y padre de Sidón y Het. Patriarca de los cananeos.
Diccionario del Génesis

Capítulo anterior
«Esta es la señal de la alianza entre yo y vosotros»
Capítulo siguiente
«De ellos se propagaron las naciones sobre la tierra»

Entre Elam y el Sinaí

Entre Elam y el Sinaí
· Cuentos del Mar Negro, 5 ·
Fran Vega
Entre Elam y el Sinaí

Un babilonio salió temprano de su casa e inició el camino hacia las tierras de Nínive y Asur, pues había llegado el momento de encontrar una respuesta a la duda que tanto le inquietaba. Bordeó el Éufrates y el Tigris y tras muchas jornadas de silencio llegó hasta el Taurus y Marqash sin que nadie hubiera podido contestar a su pregunta entre los valles y los montes o bajo los techos de adobe y de tapial. Llevaba consigo un pequeño retrato en nácar y marfil que mostraba a cuantos comerciantes y mercaderes hallaba, y hacía detener las caravanas portadoras de ricas telas y cuidadas especias para que los viajeros respondieran a su única demanda, pero de todos obtenía negativas y quietud.
Llegó hasta Damasco y las costas de Sidón, cruzó Samaria y el Neguev y sentado en el puerto de Aqaba un marinero de Elat por fin le respondió: «Babilonio, no busques más, regresa con los tuyos y duerme en paz». Aquel hombre recorrió entonces las viejas rutas asirias hasta los mercados de Petra y de Moab, alcanzó las ciudades de Palmira y de Dumah y llegó a las puertas de Babilonia con su retrato de nácar y marfil.
«Has tardado mucho, babilonio», escuchó el caminante al cruzar callado la puerta de su hogar. «Así es, babilonia», dijo en voz baja, «quise saber si eras las más bella de Summer y de Akkad, recorrí los pueblos de Mesopotamia y Canaán y conocí los desiertos arábigos desde el golfo de Elam hasta el mar del Sinaí, pero ahora sé que eres también la mujer más noble y buena de todos los territorios que los hombres han podido conocer». Aquella babilonia que tanto tiempo había esperado le miró a los ojos, puso en sus manos una vasija de agua fresca y le ofreció su pan.
Y durante todo el imperio siguiente, el que precedió a la dinastía del País del Mar, cada mañana se despertaron con el sol sobre las nueces y el centeno y el único alboroto de los mirlos.

Cuento anterior
«Entre cimas y cantillos»
Cuento siguiente
«Equus»

© Fran Vega, 2013