El encuentro

El encuentro · Fotografía: Fred Van Schagen
· Páginas del Mármara, 5 ·
Fran Vega
El encuentro
Fotografía: Fred Van Schagen

Habían decidido no dejarse y consentir aquello que el destino les tenía preparado, aceptando las miserias cotidianas de los días de silencio y asumiendo la sombra de los sauces en las tardes de consuelo, pues tenían acordado un pacto secundario con el que cada noche inventarían sus trayectos y evitarían los secretos y designios procedentes de la oscura herencia de los tiempos. Por supuesto, el orden propio de las cosas basado en las tinieblas del pasado, los tormentos del futuro y los vientos inversos de la vida se encargaría de elegir el momento más idóneo de abocarlos con sus pasos a los atávicos abismos de la ciénaga infinita.

Página anterior
«La conversación»

Inicio
Páginas del Mármara

© Fran Vega, 2016

La conversación

La conversación · Fotografía: René Giton (René-Jacques)
· Páginas del Mármara, 4 ·
Fran Vega
La conversación
Fotografía: René Giton (René-Jacques)

Conversaban junto al río sobre un pasado intrascendente y un futuro de importancia que algún día llegarían a tener, pues estaban convencidos de ser los únicos testigos de sus miradas y deseos y de los puentes clandestinos que construían en secreto durante las tardes de entusiasmo y contención. Cuando terminaban de decirse las palabras, los sospechosos precisaban las distancias y los guardianes perpetraban sus informes y comentaban en voz baja las infracciones observadas.

Página anterior
«La convocatoria»
Página siguiente
«El encuentro»

© Fran Vega, 2016

La convocatoria

La convocatoria · Fotografía: Fred Van Schagen
· Páginas del Mármara, 3 ·
Fran Vega
La convocatoria

Fotografía: Fred Van Schagen

Acudían a su cita de los martes convencidos de que el mañana no existía y exponían junto al puente todo aquello que habían cometido durante la semana infortunada de silencios y distancias, pues de ese modo se sabían mutuamente contemplados y añadían nuevos gestos y recuerdos a las noches de vigilia e invención. Al atardecer consultaban los relojes, recogían sus afectos, se ponían los anillos y regresaban paseando al rutinario domicilio conyugal.

Página anterior
«El suceso»
Página siguiente
«La conversación»

© Fran Vega, 2016

El suceso

El suceso · Fotografía: Frank Horvat
· Páginas del Mármara, 2 ·
Fran Vega
El suceso

Fotografía: Frank Horvat

Observaban sus besos desde cerca para contemplar la magnitud exacta del proceso y el extraño mecanismo por el que incontables músculos y sustancias de nombres sorprendentes decidían en un mismo instante aproximarse y liberarse con objetivos todavía indefinidos. Cuando el acontecimiento terminaba, los amantes se despedían con cuidado y los vigilantes resumían los apuntes y guardaban sus libretas.

Página anterior
«El puente»
Página siguiente
«La convocatoria»

© Fran Vega, 2016

El puente

PÁGINAS DEL MÁRMARA

El puente · Fotografía: René Giton (René-Jacques)
· Páginas del Mármara, 1 ·
Fran Vega
El puente

Fotografía: René Giton (René-Jacques)

Se citaban los jueves por la tarde junto al río para hacerse confidencias en voz baja que los hombres de los puentes no llegaban a entender, pues sabían que entre ellos existían corrientes subterráneas y estructuras abisales que los cómplices aún querían descubrir. Al atardecer regresaban a sus casas y olvidaban los sombreros.

Página siguiente
«El suceso»

© Fran Vega, 2016