Sean estos libros condenados al fuego · Fotografía: Margaret Bourke-White
· El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha, 56 ·
Miguel de Cervantes, 1605
Primera parte, Capítulo VI
«Del donoso y grande escrutinio que el cura y el barbero
hicieron en la librería de nuestro ingenioso hidalgo»
Sean estos libros condenados al fuego

Fotografía: Margaret Bourke-White

Abrióse otro libro, y vieron que tenía por título El Caballero de la Cruz.1
—Por nombre tan santo como este libro tiene, se podía perdonar su ignorancia; mas también se suele decir «tras la cruz está el diablo». Vaya al fuego.
Tomando el barbero otro libro dijo:
—Este es Espejo de caballerías.2
—Ya conozco a su merced —dijo el cura—; ahí anda el señor Reinaldos de Montalbán3 con sus amigos y compañeros, más ladrones que Caco,4 y los Doce Pares,5 con el verdadero historiador Turpín,6 y en verdad que estoy por condenarlos no más que a destierro perpetuo, siquiera porque tienen parte de la invención del famoso Mateo Boyardo,7 de donde también tejió su tela el cristiano poeta Ludovico Ariosto,8 al cual, si aquí le hallo, y que habla en otra lengua que la suya, no le guardaré respeto alguno; pero, si habla en su idioma, le pondré sobre mi cabeza.9
—Pues yo le tengo en italiano —dijo el barbero—, mas no le entiendo.
—Ni aun fuera bien que vos le entendiérades —respondió el cura—; y aquí le perdonáramos al señor capitán que no le hubiera traído a España y hecho castellano, que le quitó mucho de su natural valor, y lo mismo harán todos aquellos que los libros de verso quisieren volver en otra lengua, que, por mucho cuidado que pongan y habilidad que muestren, jamás llegarán al punto que ellos tienen en su primer nacimiento. Digo, en efecto, que este libro y todos los que se hallaren que tratan de estas cosas de Francia, se echen y depositen en un pozo seco, hasta que con más acuerdo se vea lo que se ha de hacer de ellos, exceptuando a un Bernardo del Carpio10 que anda por ahí, y a otro llamado Roncesvalles;11 que estos, en llegando a mis manos, han de estar en las del ama y de ellas en las del fuego, sin remisión alguna.

1 El Caballero de la Cruz: libro de caballerías cuya primera parte apareció en Valencia en 1521 con el título Crónica de Lepolemo, llamado el Caballero de la Cruz, hijo del emperador de Alemania, compuesta en arábigo por Xarton y trasladada en castellano por Alonso de Salazar; la segunda parte se publicó en Toledo en 1563 con el título Leandro el Bel.
2 Espejo de caballerías: serie de libros de caballerías de la primera mitad del siglo XVI que consta de tres partes. Las dos primeras, aparecidas en Toledo entre 1525 y 1527, fueron escritas por Pedro López de Santa Catalina a partir de una traducción libre de Orlando enamorado, de Mateo Boyardo, y de materiales procedentes de obras épicas italianas. La tercera parte, publicada en Toledo en 1547, es original de Pedro de Reinosa.
3 Reinaldos de Montalbán: caballero perteneciente a los Doce Pares de Francia y uno de los preferidos de don Quijote.
4 Caco: en la mitología griega, Caco, hijo de Hefesto, era un gigante mitad hombre y mitad sátiro que vomitaba torbellinos de llamas y humo. En el Siglo de Oro el personaje se convirtió en ladrón mitológico, de donde procede el término como sinónimo de «ladrón».
5 Doce Pares de Francia: caballeros feudales al servicio de la corona francesa citados en el poema épico La Chanson de Roland, escrito a finales del siglo XI.
6 Turpín: consejero de Carlomagno y arzobispo de Reims que murió con Roldán en Roncesvalles y a quien se le atribuyó la Historia Caroli Magni et Rotholandi, en la que se contaba la institución de los Doce Pares y las hazañas de algunos de ellos.
7 Mateo Boyardo: escritor italiano (1441-1494), autor de Orlando enamorado, poema épico que sería continuado por el también italiano Ludovico Ariosto en Orlando furioso.
8 Ludovico Ariosto: escritor italiano (1474-1533), autor de Orlando furioso, continuación del poema inacabado Orlando enamorado, de Mateo Boyardo.
9 poner sobre la cabeza: expresión metafórica que procede del acto de colocar sobre la cabeza, como prueba de acatamiento y vasallaje, las órdenes reales y las bulas del papa.
10 Bernardo del Carpio: personaje legendario que derrotó a Roldán en la batalla de Roncesvalles (778), lo que le convirtió en protagonista de diversos romances y libros de caballerías, como Historia de las hazañas y hechos del invencible caballero Bernardo del Carpio, poema escrito por Agustín Alonso y publicado en Toledo en 1585.
11 Roncesvalles: vía de paso entre Francia y Navarra en la que en 778 tuvo lugar la batalla entre las tropas vasconas y las de Carlomagno, dirigidas por Roldán, sobre la que en la Edad Media se escribieron varios poemas épicos y libros de caballerías.
→ Diccionario de Don Quijote

Capítulo anterior
«Por disparatado y arrogante»
Capítulo siguiente
«Tenedlos, mas no los dejéis leer a ninguno»

Inicio
El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha
Anuncios

Comente si lo desea

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s