Todo era molimiento por combatir contra jayanes · Fotografía: André Kertész
· El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha, 52 ·
Miguel de Cervantes, 1605
Primera parte, Capítulo V
«Donde se prosigue la narración de la desgracia de nuestro caballero»
Todo era molimiento por combatir contra jayanes

Fotografía: André Kertész

Todo esto estaban oyendo el labrador y don Quijote, con que acabó de entender el labrador la enfermedad de su vecino y, así, comenzó a decir a voces:
—Abran vuestras mercedes al señor Valdovinos1 y al señor marqués de Mantua, que viene malferido, y al señor moro Abindarráez,2 que trae cautivo el valeroso Rodrigo de Narváez, alcaide de Antequera.3
A estas voces salieron todos, y como conocieron los unos a su amigo, las otras a su amo y tío, que aún no se había apeado del jumento, porque no podía, corrieron a abrazarle. Él dijo:
—Ténganse todos, que vengo malferido, por la culpa de mi caballo. Llévenme a mi lecho, y llámese, si fuere posible, a la sabia Urganda,4 que cure y cate de mis feridas.
—¡Mirad, en hora maza5 —dijo a este punto el ama—, si me decía a mí bien mi corazón del pie que cojeaba mi señor! Suba vuestra merced en buen hora, que, sin que venga esa hurgada,6 le sabremos aquí curar. ¡Malditos, digo, sean otra vez y otras ciento estos libros de caballerías, que tal han parado a vuestra merced!
Lleváronle luego a la cama y, catándole las heridas, no le hallaron ninguna; y él dijo que todo era molimiento, por haber dado una gran caída con Rocinante, su caballo, combatiéndose con diez jayanes,7 los más desaforados y atrevidos que se pudieran hallar en gran parte de la tierra.
—¡Ta, ta! —dijo el cura—. ¿Jayanes hay en la danza? Para mi santiguada8 que yo los queme mañana antes que llegue la noche.
Hiciéronle a don Quijote mil preguntas, y a ninguna quiso responder otra cosa sino que le diesen de comer y le dejasen dormir, que era lo que más le importaba. Hízose así y el cura se informó muy a la larga del labrador del modo que había hallado a don Quijote. Él se lo contó todo, con los disparates que al hallarle y al traerle había dicho, que fue poner más deseo en el licenciado de hacer lo que otro día hizo, que fue llamar a su amigo el barbero maese Nicolás, con el cual se vino a casa de don Quijote.

1 Valdovinos: sobrino del marqués de Mantua herido por Carloto y al que su tío prometió venganza, con el que don Quijote se identifica tras haber sido apaleado. Sin embargo, el labrador Pedro Alonso confunde los personajes, porque el herido fue Valdovinos, no el marqués de Mantua. El episodio aparece narrado en un romance popular y en la obra de Lope de Vega El marqués de Mantua o Valdovinos y Carloto (1604).
2 Abindarráez: personaje legendario de la familia musulmana de los abencerrajes que fue apresado por el alcaide de Antequera, Rodrigo de Narváez, cuando iba a casarse con Jarifa; sin embargo, el alcaide le dejó marchar, por lo que don Quijote identifica al labrador con el alcaide que se compadeció de él. La historia de Abindarráez aparece en El Abencerraje y la hermosa Jarifa, escrita en 1551 por Antonio de Villegas (h. 1522-1551) y recogida en Los siete libros de la Diana, de Jorge de Montemayor (h. 1520-1561).
3 Antequera: población andaluza de la actual provincia de Málaga.
4 Urganda: personaje del libro de caballerías Amadís de Grecia (1530) que contrae matrimonio con Alquife, que la sobrina ha mencionado como Esquife.
5 en hora maza: en hora mala. Quevedo, en el capítulo II de Historia de la vida del Buscón, emplea la misma expresión con la forma «noramaza».
6 hurgada: deformación de Urganda, con claro sentido obsceno.
7 jayán: gigante, persona de gran estatura, robusta y de muchas fuerzas.
8 santiguada: «por mi cara santiguada», forma de juramento por la que uno se compromete consigo mismo a hacer algo.
 Diccionario de Don Quijote

Capítulo anterior
«Todos estos descomulgados libros»
Capítulo siguiente
«No esté aquí algún encantador y nos encante»

Inicio
El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha
Anuncios

Comente si lo desea

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s