El más valeroso andante que jamás se ciñó espada · Fotografía: Eugene Smith
· El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha, 30 ·
Miguel de Cervantes, 1605
Primera parte, Capítulo III
«Donde se cuenta la graciosa manera
que tuvo don Quijote en armarse caballero»
El más valeroso andante que jamás se ciñó espada
Fotografía: Eugene Smith

Antojósele en esto a uno de los arrieros1 que estaban en la venta ir a dar agua a su recua,2 y fue menester quitar las armas de don Quijote, que estaban sobre la pila; el cual, viéndole llegar, en voz alta le dijo:
—¡Oh tú, quienquiera que seas, atrevido caballero, que llegas a tocar las armas del más valeroso andante que jamás se ciñó espada! Mira lo que haces, y no las toques, si no quieres dejar la vida en pago de tu atrevimiento.
No se curó3 el arriero destas razones (y fuera mejor que se curara, porque fuera curarse en salud), antes, trabando de las correas, las arrojó gran trecho de sí. Lo cual visto por don Quijote, alzó los ojos al cielo y, puesto el pensamiento —a lo que pareció— en su señora Dulcinea,4 dijo:
Acorredme,5 señora mía, en esta primera afrenta que a este vuestro avasallado pecho se le ofrece; no me desfallezca en este primero trance vuestro favor y amparo.
Y, diciendo estas y otras semejantes razones, soltando la adarga,6 alzó la lanza a dos manos y dio con ella tan gran golpe al arriero en la cabeza que le derribó en el suelo, tan maltrecho que, si segundara7 con otro, no tuviera necesidad de maestro que le curara. Hecho esto, recogió sus armas y tornó a pasearse con el mismo reposo que primero.

1 arriero o harriero: persona que trajina con bestias de carga.
2 recua: conjunto de animales de carga que sirve para trajinar.
3 curarse: preocuparse, tener en cuenta, hacer caso.
4 Dulcinea del Toboso: amada de don Quijote, cuya primera mención aparece en el capítulo I. Don Quijote transforma el nombre de Aldonza Lorenzo, hija de Lorenzo Corchuelo y Aldonza Nogales, debido a que «aldonza» equivale a «dulce» y a que El Toboso es una población de la Mancha ubicada en la actual provincia de Toledo.
5 acorrer: prestar socorro, amparar.
6 adarga: escudo pequeño y de cuero, generalmente con forma de corazón u ovalada.
7 segundar: repetir un acto que se acaba de hacer.
 Diccionario de Don Quijote

Capítulo anterior
«Con sosegado ademán ponía los ojos en las armas»
Capítulo siguiente
«Esfuerzo y vigor del debilitado corazón mío»

Inicio
El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha
Anuncios

2 comentarios en “El más valeroso andante que jamás se ciñó espada

  1. Eugene Smith. Cervantes. Tú que los unes. No tengo sombrero pa tanto quitarme, así, tras el primer chapeu, lo siguiente es arrancar la cabellera y lo siguiente, degollarme. Tres quitarse sombreros para cuando hay que hacerlo 😉
    Abrazo, que se da con los brazos jeje

    Le gusta a 1 persona

Comente si lo desea

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s