El árbol del conocimiento · Fotografía: Hossein Zare
· Génesis, 8 ·
El huerto del Edén, 2:5-9
El árbol del conocimiento

Fotografía: Hossein Zare

Y aún no había ningún arbusto del campo en la tierra ni brotaba hierba en el campo, porque el Señor Dios no había enviado lluvia a la tierra, ni había hombre que cultivase el campo y sacase un manantial para regar la superficie. Entonces Dios modeló al hombre con arcilla del suelo, sopló en su nariz aliento de vida y el hombre se convirtió en un ser vivo. El Señor plantó entonces un jardín en Edén,1 hacia el oriente, y colocó en él al hombre que había modelado. Y el Señor hizo brotar del suelo toda clase de árboles hermosos de ver y buenos de comer; además, hizo brotar el árbol de la vida en mitad del jardín y el árbol del conocimiento del bien y del mal.

Cartografía del Génesis · Territorio del Génesis
Cartografía del Génesis
Territorio histórico del Génesis

1 Edén: el huerto o jardín del Edén habría existido en la confluencia de los ríos Pisón (Arabia), Gihón (Etiopía), Hidekel o Tigris (Asiria) y Éufrates, junto al Mar Inferior (golfo Pérsico), en un territorio que hoy se correspondería con el este de Irak, el norte de Kuwait y el sur de Irán; sin embargo, algunos historiadores señalan su ubicación geográfica al sur de los montes de Ararat, en la zona oriental de la actual Turquía.
→ Diccionario del Génesis

Capítulo anterior
«Esta es la historia de la creación»
Capítulo siguiente
«Y el cuarto río es el Éufrates»
Anuncios

Comente si lo desea

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s