Cantar de los Cantares: Miel virgen destilan tus labios
· Cantar de los Cantares, 6 ·
Miel virgen destilan tus labios

­Ven conmigo desde el Líbano, esposa mía, 
ven conmigo desde el Líbano y haz tu entrada.
Baja desde la cumbre del Amaná, 
desde la cumbre del Senir y del Hermón,
de las guaridas de los leones
y de los montes de los leopardos.
Has cautivado mi corazón, hermana, esposa mía;
tus ojos han prendido mi corazón con una sola hebra de tu cuello.
¡Qué hermosos son tus amores, hermana, esposa mía!
¡Qué mejores son tus amores que el vino!
Y la fragancia de tus perfumes es mejor que todos los bálsamos.
Miel virgen destilan tus labios, esposa mía;
miel y leche hay debajo de tu lengua;
y el perfume de tus vestidos es como aroma de incienso.
Huerto cercado eres, hermana, esposa mía;
eres jardín cerrado, fuente sellada.
Tu plantel es un vergel de granados,
con frutales escogidos, de cipreses y nardos;
de nardo y azafrán, de cálamo y canela,
con todos los árboles de incienso, mirra y áloes,
con los más selectos bálsamos.
Eres fuente de jardín, pozo de aguas vivas
y corrientes que fluyen del Líbano.

Canto anterior
«Toda tú eres hermosa, amada mía»
Canto siguiente
«Mis manos destilaron mirra»

Inicio
Cantar de los Cantares
Anuncios

Comente si lo desea

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.