Llegó también una noche con sus ojos de otoño · Fotografía: Juan Muñiz
· Crónicas del Dniéper, 8 ·
Fran Vega
Llegó también una noche con sus ojos de otoño
Fotografía: Juan Muñiz

Llegó también una noche con sus ojos de otoño antes de que sus manos supieran a invierno, llegó también ella una tarde de lluvia a mirarme lejana para que viera sus pasos oscuros y los olvidara.
¿Estabas entonces entre los ríos de plata o ya caminabas por las estepas de agua y cantabas en los bosques sombríos mientras buscabas los brazos firmes que te cobijaran?
Llegaste más tarde con la piel destrozada y supiste enseguida dónde estaba la calma, dónde habitaban los sueños de arena y dónde pondrías tu sonrisa esperada, porque entendiste muy pronto que nunca te irías hasta el silencio de acero y que jamás saltarías hasta los lagos profundos en donde solo los ciegos transitan, sangran y matan.
¿Ocupaste tu sitio para mostrarme sin casi palabras que las olas batientes no huyen ni esperan, para escribir en mi alma aguanta conmigo, resiste, navega y cabalga?

Crónica anterior
«Llegabas en calma con tus ojos callados»
Crónica siguiente
«Bajabas despacio por las laderas de sombras»

© Texto: Fran Vega, 2013
© Fotografía: Juan Muñiz, 2013

Anuncios

Comente si lo desea

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s