Entre Elam y el Sinaí
· Cuentos del Mar Negro, 5 ·
Fran Vega
Entre Elam y el Sinaí

Un babilonio salió temprano de su casa e inició el camino hacia las tierras de Nínive y Asur, pues había llegado el momento de encontrar una respuesta a la duda que tanto le inquietaba. Bordeó el Éufrates y el Tigris y tras muchas jornadas de silencio llegó hasta el Taurus y Marqash sin que nadie hubiera podido contestar a su pregunta entre los valles y los montes o bajo los techos de adobe y de tapial. Llevaba consigo un pequeño retrato en nácar y marfil que mostraba a cuantos comerciantes y mercaderes hallaba, y hacía detener las caravanas portadoras de ricas telas y cuidadas especias para que los viajeros respondieran a su única demanda, pero de todos obtenía negativas y quietud.
Llegó hasta Damasco y las costas de Sidón, cruzó Samaria y el Neguev y sentado en el puerto de Aqaba un marinero de Elat por fin le respondió: «Babilonio, no busques más, regresa con los tuyos y duerme en paz». Aquel hombre recorrió entonces las viejas rutas asirias hasta los mercados de Petra y de Moab, alcanzó las ciudades de Palmira y de Dumah y llegó a las puertas de Babilonia con su retrato de nácar y marfil.
«Has tardado mucho, babilonio», escuchó el caminante al cruzar callado la puerta de su hogar. «Así es, babilonia», dijo en voz baja, «quise saber si eras las más bella de Summer y de Akkad, recorrí los pueblos de Mesopotamia y Canaán y conocí los desiertos arábigos desde el golfo de Elam hasta el mar del Sinaí, pero ahora sé que eres también la mujer más noble y buena de todos los territorios que los hombres han podido conocer». Aquella babilonia que tanto tiempo había esperado le miró a los ojos, puso en sus manos una vasija de agua fresca y le ofreció su pan.
Y durante todo el imperio siguiente, el que precedió a la dinastía del País del Mar, cada mañana se despertaron con el sol sobre las nueces y el centeno y el único alboroto de los mirlos.

Cuento anterior
«Entre cimas y cantillos»
Cuento siguiente
«Equus»

© Fran Vega, 2013

Anuncios

Comente si lo desea

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s